jueves, febrero 13

Recomendaciones

/ COMPARTIR
Provengo de una familia de libreros —mi abuelo fue el primero en importar libros de ciencias médicas en Perú y mi tío continuó el legado, llegando a iniciar una editorial— así que comprar libros piratas era impensable. Y lo tenía claro desde muy pequeña. Mis papás se mudaron a provincia cuando se casaron, a una provincia donde no había ninguna librería. O, por lo menos, de libros originales. Los únicos que podías encontrar eran los textos escolares, del plan lector, algunos universitarios y los que mi mamá vendía ocasionalmente, de ciencias médicas.

Así que, en cada vacación mía, veníamos a visitar a la familia y me compraba una cantidad de libros suficiente como para abastecerme por seis meses.. Apenas llegaba a la librería, caminaba de frente a la sección infantil, veía los libros y ahí mismo decidía. Veía los dibujos de la portada, me dejaba encantar por los colores de esta, releía las sinopsis una y otra vez hasta decidirme. Escogía comprar uno por distintas razones: porque mi mamá decía que parecía bonito, porque los veía gruesos y quería que me duraran la mayor cantidad de tiempo, porque me llamaba la atención la contraportada, en fin. ¿Que a qué voy con todo esto?

Hace un par de días fui a una librería solo a curosear porque ando pobre y tenía mil libros en mente. Pensaba si ya habría llegado ese titulo que siempre dicen está por llegar, si ya tendrían el eternamente agotado, si no habrían comprado el que estuve tentada a comprar la semana pasada... Y no pude recordar cuando fue la última vez que fui a una librería sin nada en la mente. Que me dejé sorprender allí mismo. Siempre que piso una librería tengo cierto titulo en la punta de la lengua o, en su defecto, anotado en algún lado.

Son contadas las veces en las que compro un libro sin antes saber de él, sin expectativas construidas. Me atrevería a decir que un 90% de mi wishlist está conformado por libros que me recomendó cierto amigo lector, alguna blogera con la que sienta afinidad, un comentarista anónimo en la web o un familiar que ame los libros tanto como yo. Incluso si este comentario no es del todo positivo, mi idea del libro ya está fabricada... Y siento muy lejanos los días en los que esto no era así.

Y ustedes, ¿se dejan sorprender en las mismas librerías o no pueden recordar la última vez que lo hicieron? Nos leemos en la próxima

 ¡Gracias a los que van mandando fotos y correos! Si no saben a lo que me requiero den click aquí y vayan al final del post :) Pásense por los blogs de mis ahijadas Cristina y Angela , son lindísimos y ellas aún más ♥
Restos de sal, de Cristina

29 comentarios

  1. Yo un poquito de todo... suelo ir a la tienda y dejarme llevar pero si leo la sinopsis y no se que hacer, al final saco el móvil y miro alguna reseña en internet o la puntuación en goodreads allí mismo, para decidirme XD también voy muchas veces sabiendo lo que quiero... pero me gusta mucho más enamorarme de un libro sin saber que me voy a encontrar ^_^

    Un saludo! <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Pues si te soy sincera, antes, iba a la librería y me dejaba sorprender.
    Pero.. ¿Qué pasa ahora? Pues que al menos en mi país las cosas no van muy bien y claro, todos los libros encarecen y los sueldos bajan xDD
    Así que ahora voy a lo "seguro", es decir, compro el que llevo en mente.
    Ójala esto cambie pronto y los libros de abaraten jajajaja, hasta entonces, seguiré yendo a lo seguro.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Hola! La vrdd es que tienes suerte de pertenecer a una familia lectora, y sí, he llegado a la librería en blanco muchas veces y otras no, normalmente los libros que quiero leer para mi mala suerte siempre están agotados por ello termino en blanco y comprando cualquier recomendación que me hagan en la librería o simplemente me la paso vagando por esta hasta encontrar a mi media naranja y salir con algo de ahí . Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Ayer mismo fui a Fnac estuve al menos 20 minutos mirando libros, y habría estado más tiempo si no hubiese quedado con amigos. Pero después volví con Ángela y seguí mirando. Me encanta mirar títulos y portadas y ver tantísimos libros juntos, tan nuevos y con ese olor... ♥ Lo peor es que la mayoría no eran caros, pero igualmente no me los puedo permitir T.T
    ¡Un beso, madrina!

    ResponderEliminar
  5. Normalmente yo voy vacía, para ver novedades, curiosear... Está bien comprar libros que son recomendados o que han hablado bien de ellos, pero a mi me gusta muchísimo más entrar y encontrar libros. Porque al fin y al cabo, si alguien no los encuentra, ¿quién va a recomendar esos libros?

    ResponderEliminar
  6. Hola, pues yo creo que, en mi caso, decido mas veces "in situ" que libro me voy a llevar.
    Alguna vez llevo algo en mente, cuando me hace una recomendación alguna amistad pero la.gran mayoría de las veces he ido a mirar libros sin saber cual acabaría llevándome :)
    Ahora que también he comenzado con un blog, me dejaré aconsejar también por las bloqueras/os que quieran recomendarme algo.
    Un saludo!
    P.D.: Pasaré por los blogs de tus ahijadas ;)

    ResponderEliminar
  7. Hola,
    Una entrada muy interesante ^.^
    Yo antes me dejaba sorprender, y de vez en cuando continuo haciéndolo, pero tengo tantas sagas a medias que es difícil comprar otro libro que no sea el que ya llevo pensado.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. En mi ciudad hay una librería local que siempre tiene los mejores precios y como siempre compro ahí las vendedoras me conocen entonces a veces me guardan libros que creen que me pueden gustar y gracias a eso me he llevado gratas sorpresas. Por lo demás casi siempre voy a la librería a comprar por impulso, generalmente los libros que quiero de antemano los cotizo y compro por internet.

    Nos leemos

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, en las librerías hay cierto aire como de tentación, ¿no? ;)
    Jajajaja, me dejo tentar, es cierto, pero luego casi nunca compro, a no ser que lo tenga muy claro :/.
    Muchos besos desde lecturasilenciosas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Hace mucho tiempo que no dejo que los libros me elijan a mi y eso lo hacia bastante antiguamente cuando no conocía los muchos títulos que conozco ahora. Ahora que siempre voy a un librería voy con la idea de que comprar aunque también me sorprendo comprando libros que ni siquiera tenia pensado. Muchos besitos.

    Felices lecturas!!

    ResponderEliminar
  11. A veces me gusta curiosear por las estanterías, porque aunque pocas veces me ha pasado alguna vez he descubierto auténticas joyas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Yo siempre que entro en un librería me dejo sorprender por los libros que encuentro escondidos a pesar de tener varios en mente. Creo que el tiempo que estoy dando vueltas por la librería para decidir qué libro comprarme es una de las mejores cosas de que me guste tanto leer ^^

    Bss :D

    PD: intentaré mandarte las fotos este fin de semana ^^

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que cuando entro a la librería (la única que hay) siempre voy a ver las portadas, por curiosidad, pero voy con un título en mente. Es decir, no compro solo por la portada o al ver algo en el momento. :) saludos

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Te nominé a un premio por acá (:

    ResponderEliminar
  15. Yo aunque tenga la idea de que libro(s) quiero, siempre me dejo llevar por el momento. No soy tanto de llegar por cierto libro e irme, siempre me paseo dos veces por cada estantería, leo y releo sinopsis, si no hay algún libro nuevo que me llame, es entonces cuando recurro a lo de "venía por este libro". Me gusta ese método, me ha funcionado bastante.
    Saludos Infinitos.

    PD. ¿has recibido mi correo con fotos?

    ResponderEliminar
  16. Adoro perderme entre estanterías de libros, olerlos, tocarlos (sin estropearlos) por eso uno de mis lugares favoritos es la biblioteca... Mis estanterías están muy limitadas... no tengo un lugar especial para mis libros por falta de espacio, pero... ya veré como me las ingenio, si hago una bonita foto te la mando. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Que entrada tan bonita, Fernanda. Me parece preciosa de veras. Y qué suerte que tu familia tenga tanta afinidad con los libros, ¿no? En mi casa soy la única que lee, y en ese sentido siempre me he sentido un poco bicho raro. Por eso aprovechaba también mis vacaciones para poder leer todos los libros que podía de la biblioteca personal de mis tíos, que es una joya (de esa sí que tendría que haber echado fotos; te encantaría).

    Como dice Cris, vamos a las librerías a ver los precios y llorar porque, aunque sean baratos, no tenemos dinero para comprarlos... xD En fin, cosas de pobres.

    ¡Una entrada preciosa, madrina! ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  18. Que lindo toda tu familia tiene que ver con libros. Cuando voy a la libreria, casi siempre llevo en menté lo que quiero, pocas veces los encuentro y compro una recomendaciones del chico que vende. saludos

    ResponderEliminar
  19. wowwww,llevas los genes en la sangre,q bonito!!!!

    Siempre,siempre q entro en una libreria me sorprendo,da igual q sea por un libro de RA,por algun libro infantil,por algun libro q vea en la blogosfera antes,y me diga: ahhhh,este libro lo colgo...siempre,soy como una niña con zapatos nuevos entrando en una libreria jejejejejej

    Un besito y buen fin de semana

    pd: te llego la foto?No me dijistes nada...:(

    ResponderEliminar
  20. Realmente compro libros que ya he visto antes, sea en blogs o por recomendaciones de amigos, o incluso recomendaciones de editoriales en sus páginas de facebook... lo que pasa es que llegó a la libreria con el dinero contado y prefiero gastarlo en algo que conozca y sepa que me va a gustar al menos un poquito xD Si compro un libro que no haya escuchado o visto antes, dudo mucho, ¿y si no me gusta? el poco dinero que tenía lo gasté en un libro que no me gusto! pensaría algo así. Prefiero irme a la segura :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. mi wishlist también se confroma la mayoría por libros que he leído sus reseñas o me interesa mucho su sinopsis.
    Que bonito venir de una familia que les apasione los libros n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  22. hola!
    Que entrada mas bonita, debo decir que me encanta la forma en la que escribes y me ha gustado esta reflexión.
    En mi caso normalmente siempre iba con la mente en blanco cuando no frecuentaba blogs, ahora he comenzado a ponerme al día con libros que descubro en reseñas y aunque no voy buscando ESE libro porque nunca lo consigo si termino comprando entre los que ya leí las reseñas.
    Saludos !

    ResponderEliminar
  23. Hola!
    Que linda entrada! Me encanto!
    La verdad es que yo soy el tipo de persona que se deja sorprender por las librerías, nunca voy con un libro en la mente y casi siempre compro libros que no conozco, de los que no había escuchado hablar.

    Esto se puede deber a mi primer contacto con las librerías. En mi familia nadie leía, por lo tanto no habían libros en la casa pero un día cuando tenia como once años salí a dar un paseo con. Mis padres y pasamos por una librería. Me enamore. Y pedí un libro al azar, el libro me sorprendió tanto que nunca mas deje la lectura. Por eso cada vez que voy a la librería trato de recrear el mismo sentimiento de sorpresa de la primera vez :)

    En fin, no doy mas la lata
    Cuidate y nos leemos
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Siempre que voy a una librería a comprar un libro sé cuál es el que estoy buscando. No me dejo sorprender mucho ya que tuve muchas malas experiencias. Así que siempre reviso muchos libros y a la hora de ir, lo encuentro y me decido si llevármelo o no. Un besote, nos leemos.

    ResponderEliminar
  25. Te envidio. Me hubiese gustado provenir de una familia lectora. En mis 27 años he leido cantidad de libros. No me gusta ir a una libreria a sorprenderme. Siempre hay alguien que recomienda tal libro, entonces voy y tengo que si o si leerlo.

    En fin. Me gusto tu blog.


    Si deseas pasarte:

    http://durmiendosiglos.blogspot.com.ar/

    Que andes bien. Saludos!

    ResponderEliminar
  26. Hola ^-^
    Muchas veces voy a la librería con un libro en mente pero otras veces sólo me paso para curiosear y me llevó algún libro que no conocía porque me ha llamado la atención su portada, su sinopsis o su precio jaja :)
    Un beso enorme :D

    ResponderEliminar
  27. Holaa! Si te soy sincera, no recuerdo cuando fue la última vez que fui a una librería sin nada en mente. La verdad es que me da un poco de miedo arriesgarme a comprar un libro por la portada sin saber apenas nada sobre él. Sin embargo, espero probarlo pronto!:)
    Un besoo

    ResponderEliminar
  28. Tu historia me ha parecido preciosa =) ¡Parece de película!

    Un besito

    ResponderEliminar
  29. hola linda!!! hace mucho que no venia por aqui y veo que traes un tema super interesante :D pues yo soy de las que va a la libreria sin ninguna idea construida ajajajajjajjaaja porque los libros que me gustan no llegan a chile asi que cuando voy a la libreria nunca se nada de los libros, esto puede ser tanto positivo como negativo xD he encontrado libros que me han enamorado como otros que no, pero lo general nunca voy a la libreria sabiendo lo que voy a buscar xD solo busco, me entretengo y si alguno me convence me lo llevo, en este punto el precio es lo que filtra mis lecturas xD solo compro libros que esten dentro de mi rango, que es de los 10.000 pesos chilenos hacia abajo xD aluna excepcion existe pero son muy contadas :) besos hermosa! me encanto tu historia, porque abres mas de tu vida con todos nosotros :D una alegria saber de ti!!! besos y muchas gracias por la entrada, es muy linda!!!! me encanto la edición :D!!!!!

    ResponderEliminar

Pin It
Design by Winter Studio © 2015.
Si te llevas algo, no olvides mencionar la fuente ♥