domingo, marzo 26

Las chicas de Noelle Stevenson

/ COMPARTIR

Una cambiaformas se convierte en el sidekick del villano que más admira. Un grupo de amigas se enfrenta a las criaturas más extrañas en lo que debía ser un campamento de verano. Nimona y Leñadoras pueden tratarse de historias muy diferentes entre sí, pero juntas le dan un par de patadas al test de Bechdel, divierten al lector que se les ponga en frente y posicionan a Noelle Stevenson como una joven promesa de la novela gráfica gringa.

Empecemos con el debut de Stevenson: Nimona. La chica que le da nombre a esta novela gráfica tiene un poder muy a lo DC que le permite transformarse en cualquier animal o persona —o criatura, dragones incluidos— y gracias a él es aceptada como ayudante de Lord Ballister Blackheart, el máximo villano de este mundo fantástico. Aunque la premisa pinta muy sencilla, Nimona va mucho más allá de lo que nos prometían sus líneas generales para entregarnos una inesperada profundidad. Crucemos los dedos para que este fenómeno editorial que empezó como un web comic para Stevenson y continuó como su tesis de estudios funcione como parteaguas en el panorama de la literatura juvenil.

Leñadoras, por su lado, es un proyecto en el que participaron más manos —Shannon Watter en la edición, Brooke Allen en el arte y Grace Ellis y Noelle Stevenson en el guión— pero mantiene el sello que esta última ya había impreso en NimonaLa novela ganadora de los Premios Eisner a Mejor Serie Nueva y Mejor Serie Adolescente en el 2015 nos presenta a a April, Jo, Mal, Molly y Ripley, cinco chicas que acuden a un campamento de verano en en el que las preparan para ser scouts. Pero las sencillas tareas que tenían planeadas cumplir, hacer nudos o reconocer bayas, no son nada comparadas a lo que ese bosque tenía para ellas. Mucha emoción, muchas risas y muchas chicas.

Empecemos con lo primero que salta a la vista: la visibilidad de personajes femeninos. Nimona y las leñadoras no encajan necesariamente en el arquetipo de "chica fuerte y todopoderosa" a la que nos ha acostumbrado la fantasía y ciencia ficción juvenil, y se agradece. Por más que este tipo de protagonistas pudo funcionar en un momento plagado de Bella Swans, no todas somos siempre Katniss. No todas somos siempre poseedoras de una belleza natural que deslumbra al 80% de la población masculina; no todas somos siempre súper hábiles, inteligentes y talentosas.



Siento que los entusiastas de esta ola de "chicas súper fuertes" terminan muchas veces por criticar a los personajes femeninos que no se ajustan a este canon, casi olvidando que no pueden llamarse a sí mismos feministas si van a apuntar con el dedo a una mujer, sea ficcional o no, que no cumpla con lo que ellos piensan es ideal. Y con esto no me refiero solo a sus personalidades, sino también a sus cuerpos.

Últimamente, la tendencia del body positive ha tomado mucha fuerza y hay más cabida para las chicas curvilíneas. Aún así, su imagen es en menor o mayor medida la del reloj de arena. ¿Chicas con curva? Fuck yeah, adoramos los senos y las caderas. ¿Perdón? ¿Qué las curvas están en otra parte? Pues sí. Nimona es una chica bajita, piernona, de caderas anchas y se viste como le da la gana. Lo mismo con las leñadoras, que las hay flacas sin curvas como Ripley y llenitas de espaldas anchas como Molly.

¿Otro puntazo para la autora? La diversidad sexual de sus personajes y su enfoque sobre las relaciones LGBT+. Aunque estos personajes ya tengan un espacio dentro de la literatura juvenil, muchas veces —me atrevo a afirmar que no es menor al 90%— las líneas argumentales de las que son protagonistas tienen como punto central su sexualidad. Me refiero a una suerte de marginación a los personajes que, por ser LGBT, no hablan de otros temas igual de importantes en la literatura juvenil y su vida se redujera a la orientación sexual que pudieran tener.

Se habla de personajes LGBT, pero no queremos cantidad, necesitamos calidad. Y ambos libros nos la entregan. Stevenson no recae en el facilismo de escribir un romance edulcorado o guiones dignos de posts facebookeros por San Valentín —#relationshipgoals— sino que construye historias tiernas en base a pequeños gestos, detalles y conversaciones. Aparte de ello, le da un trasfondo a cada personaje, una historia que contar más allá que le gusten las chicas o los chicos. Como siempre, menos es más.


En este texto he buscado resaltar lo que ambos libros hacen por la representación femenina en la literatura juvenil, y no quiero omitir también lo geniales que son sus contrapartes masculinas. Centrándome en Nimonaque los chicos de Leñadoras son muy secundarios—, Lord Ballister Blackheart y Sir Ambrosius Goldenloin, este último héroe del pueblo, prueban que la autora no solo sabe trabajar a mujeres, sino que nos regala muchachos igual de bien construidos que sus chicas. Todos tienen una personalidad definida y funcionan por su lado sin entorpecer la trama de la historia.

En lo que respecta al trabajo gráfico de ambos libros, Brooke Allen hace de las viñetas de Leñadoras ilustraciones de diez. El diseño de personajes es casi el mismo en los dos títulos, pero la propuesta de Allen es más ambiciosa y gracias a paletas vibrantes logra llenar de color las páginas de esta novela. Siento que el manejo de color se ve en cierta medida influido por la trama de las historias: Leñadoras es pura aventura, diversión y ternura, a todo color; mientras que Nimona se mueve en tonos más opacos y pasteles, entreviendo la oscuridad que se esconde en sus páginas.

En resumen, Leñadoras y Nimona me han dejado encantada y con la seguridad que una Fernanda de dieciséis años la hubiera disfrutado aún más. No solo por lo que representan este tipo de publicaciones, sino por ser historias tiernas, ingeniosas, divertidísimas y que cumplen su cometido. Las chicas de Noelle Stevenson son el aire fresco que necesitábamos. A leer a más chicas así, que de otras ya hemos tenido bastante.

+ ¿Dónde conseguí Nimona?
En amazon, pero está disponible en español gracias a Océano.
+ ¿Dónde conseguí Leñadoras?
En Communitas, traducción de Sapristi

11 comentarios

  1. Hola ^^
    Quiero leer Nimona hace MUCHO tiempo, pero en mi país no está y no sé si esperar a que lo traigan o comprarlo en inglés. Pero se que no me va a decepcionar~
    Leí el primer volumen de Leñadores hace un par de meses y me fascinaron :D
    Amo que Noelle Stevenson decidiera incluir personajes tan diversos en todos los aspectos (etnia, sexualidad, identidad de género y tipo de cuerpos).
    De hecho una vez tuiteó algo como: "Asuman que todos mis personajes son gays hasta que establezca lo contrario" xd

    Besos♥

    ResponderEliminar
  2. No los conocías, así que gracias por la info. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Nimona creo que aun se puede leer online legalmente ya que empezo como webcomic pero no estoy segura de si sigue disponible
    Estoy enamoradisima de Noelle Stevenson desde que regresé al mundo del comic, es maravillosa <3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Conocía los dos de vista pero no había oído hablar sobre ellos aún, sin duda después de leer tus comentarios sobre ambos los quiero leer^^
    ¡Un beso, nos leemos!

    ResponderEliminar
  5. hola,
    no conocia estos libros pero me he enamorado de ellos y creo que a mi peque le van a encantar

    besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola Fer!
    Cuando salió Nimona y la veía seguido no me llamaba la atención.
    Pero el año pasado empecé a agarrar el bichito por los comics y novelas gráficas y he ido encontrando muchas historias geniales. Así que ahora me apunto estas dos, y estoy segura por todo lo que has contado que las voy a disfrutar un montón.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  7. Debo admitir que Nimona no me llamaba la atención al principio, sin embargo, poco a poco he ido formándome una buena opinión que culmina con tu entrada. Leñadoras no la conocía, pero me alegra que ambos trabajos hagan un excelente retrato femenino sin olvidar las contrapartes masculinas. Nimona ya se encuentra disponible en mi país, así que eespero que Leñadoras pronto salga a su encuentro.

    Te mando un beso enorme, Fernanda y espero que tengas un excelente inicio de mes <3

    ResponderEliminar
  8. Me han recomendado infinitamente el de Nimona y ya lo tengo entre mis pendientes y con muchas ganas de leerlo. El de Las leñadoras también me lo han recomendado, pero este no me termina de llamar, porque me parece demasiado juvenil.
    Por cierto, me ha parecido curioso que leyeras Nimona en inglés^^

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    He visto por muchos lados ambas novelas gráficas y no puedo decir que no me pique mucho la curiosidad, además de que me han recomendado Nimona bastante y puede que en el futuro le de una oportunidad ~

    ¡Un besito ratonil! ♥

    ResponderEliminar
  10. Quiero leer estas novelas a morir y más después de tu entrada (muy buena, por cierto) me encanta como no hay espereotipos, hay que mostrar que los humanos somos muy muy diversos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, no sé porque pero aún no te seguía, así que aquí tienes una seguidora más.

    Las novelas me han parecido estupendas y se las voy a recomendar a mi hija que segurísimo que le gustan.

    Gracias por la reseña. ;D

    ResponderEliminar

Pin It
Design by Winter Studio © 2015.
Si te llevas algo, no olvides mencionar la fuente ♥